Para entender mejor, Fintech es la combinación entre servicios financieros y herramientas tecnológicas, en la más amplia de sus expresiones;, es decir cuando cualquier servicio financiero involucra la tecnología en cualquier parte del proceso, lo convierte de cierta manera en un proceso Fintech, esto permite que una institución financiera, no importando que tipo de empresa sea, puedapuede ser una empresa Fintech.

Erróneamente en México hemos delimitado a las Fintech de acuerdo a la ley Fintech, que en mi opinión debería llamarse ley de ITF ( instituciones de tecnología financiera), en donde sólo se abarcan ciertos modelos de negocio (wallets, medios de pago, fondeo colectivo o crowdfunding y  un cuarto que es un sand box para cualquier modelo novedoso que pudiera inventarse), pero la realidad es que un banco podría ser un banco Fintech, que de cierta forma son, pero el concepto Fintech se ha posicionado no con el uso básico de la tecnología, sino el uso novedoso y disruptivo de la tecnología en los servicios financieros, cambiando los canales y formas tradicionales en las que la gente consume y usa los servicios financieros de cualquier institución.  

Este concepto es tan amplio que vemos múltiples ejemplos de servicios financieros tecnológicos que están cambiando el cómo usamos y consumimos, entre los cuales se encuentran: asesores de inversiones y ahorro, medios de pago, préstamos en línea, plataformas de crowdfunding de capital, deuda, o intercambio, peer to peer Lending, administradores de ahorros, comparativas de productos financieros, contratación de seguros, etc. Estas nuevas herramientas buscan solucionar necesidades financieras a través del uso de la tecnología, de una forma más rápida, más barata y sencilla.

Ahora, una SOFOM es una sociedad financiera de objeto múltiple, empresas autorizadas y reguladas del sistema financiero para ofrecer cualquier tipo de producto de financiamiento, lo que las SOFOMES no pueden hacer es la captación de ahorro o inversión de manera masiva y pública. Siguiendo con la misma línea una SOFOM Fintech, , es una entidad financiera que opera bajo el marco regulatorio de una SOFOM; pero bajo modelos de negocio y operativos de base tecnológica, por ejemplo:  

  1. DIGITALIZACIÓN en todas las etapas, para captar al cliente, para integrar su expediente, para instrumentar la operación, para cobrar, etc.
  2. AUTOMATIZACIÓN de los procesos, para hacer el análisis de crédito, para crear los contratos e instrumentar, para gestionar la cobranza, para la comunicación general con el cliente o con los fondeadores
  3. USO DE BIG DATA, para toma de decisiones, crear algoritmos, evaluar riesgos, etc.
  4. INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN EL ANÁLISIS DE CRÉDITO Y COBRANZA.
  5. BIOMETRICOS para identificar al cliente
  6. CIBERSEGURIDAD
  7. VALIDACIÓN DIGITAL Y AUTOMÁTICA CON TERCEROS – MENOS REQUISITOS AL CLIENTE.

Es una realidad ya clara para todos, el mundo se está transformando, todo se ha vuelto digital y el sector financiero no es la excepción, las Fintech están abriéndose camino considerablemente, a nuevas formas, nuevos modelos, para brindar los servicios financieros y no solo eso está cambiando, los clientes también están evolucionando, la forma en que consumimos, nos comunicamos ha cambiado radicalmente en los últimos 10 años y seguirá cambiando aceleradamente los siguientes años. 

En un futuro cercano todos nos volveremos –más- dependientes de la tecnología móvil, si no es que ya lo somos,  porque nuestros dispositivos ya no serán únicamente un medio de comunicación, se consolidarán como centro de entretenimiento y como la mejor herramienta de trabajo portátil, de acuerdo al censo de México del 2020, el 87% de la población ya tiene un dispositivo móvil y más del 60% de los clientes del sector financiero tradicional ya acceden a sus servicios financieros por aplicaciones móviles.

Por esta misma razón, los modelos Fintech, la sustitución y la disrupción de los modelos tradicionales están poniendo en riesgo al modelo tradicional, más que por la transformación del sector financiero, por la conversión del mercado, el cliente es el que está cambiando. Situación que ha orillado a cualquier institución financiera a implementar la digitalización y la integración de nuevas tecnologías en todos sus procesos, ya que de no hacerlo quedarán obsoletas ante sus clientes. 

Solo 32% de las entidades financieras tradicionales tienen algún tipo de estructura, herramienta o alianza de Fintech en sus entidades.

Las Fintech llegaron a disrumpir casi todos los modelos tradicionales financieros: están reduciendo costos, atrayendo nuevos jugadores al sector y hacen más sencillos los procedimientos cotidianos del día a día. 

El proceso tradicional de una SOFOM 

La propuesta de valor de las entidades financieros no bancarias:

PROCESO DE UNA SOFOM FINTECH:

Propuesta de valor de una SOFOM FINTECH

Esta evolución de las SOFOMes, a SOFOMES FINTECH, ya está sucediendo, y no porque lo digo yo, ya los radares internacionales de Fintech en el mundo como el de Finnovista y Finnovating ya reconocen a varias SOFOMES, como algunas de las Fintech de México. Hemos visto varias notas de SOFOMES que levantan capital a valuaciones exorbitantes por ser consideradas Fintech´s 

Actualmente el 80% de las SOFOMES afiliadas a ASOFOM, ya han implementado tecnologías Fintech en sus distintos procesos, convirtiéndolas en SOFOMES FINTECH, total o parcialmente. 

El crecimiento del sector Fintech se está dando a nivel mundial, el dinero de inversionistas, capital de riesgo, venture capital, capital ángeles y capital semilla se está dirigiendo cada vez más a este sector. Y en cuando empecemos a ver las autorizaciones de la Ley Fintech, va atraer aún más la atención de los grandes capitales, con lo cual veremos un crecimiento acelerado tanto la llegada de muchos nuevos jugadores, como la conversión de las empresas del sistema financiero a servicios más tecnológicos.

Bussiness Insider realizó una encuesta en Estados Unidos a diferentes segmentos de la población, pero me llamó mucho la atención que a los millennials les preguntaron si utilizarían los servicios financieros de Amazon o Google y el 49% de este segmento respondió que sí estarían dispuestos a transferir todos sus servicios financieros a estas dos empresas. Este número realmente es relevante, porque el 49% del segmento que en unos años será el de mayor poder adquisitivo, está dispuesto a moverse a una empresa que hoy no existe y que no sabemos si su gestión será correcta. Lo que nos está diciendo este porcentaje es que si la gente estuviera satisfecha con los productos y servicios que ofrece el sector financiero tradicional no estarían considerando moverse. Si esta encuesta se aplicara en México les aseguro que el número sería mucho mayor, porque sé que los mexicanos no estamos satisfechos con las soluciones que los bancos nos están ofreciendo.

Existen algunas estadísticas que nos demuestran por qué es una gran oportunidad y una necesidad de toda entidad financiera convertirse en una entidad Fintech:

-Solo el 39% de la población tiene una cuenta bancaria, lo cual es generado por la base de la pirámide. Donde la gente de más bajos recursos vive en poblaciones donde no hay sucursales ni cajeros, por lo que hay una oportunidad tremenda.

-Solamente el 14% de la población ahorra en una institución financiera formal, menos del 1% de la clase media tiene inversiones formales en instituciones mexicanas (cetes, pagarés, bolsa, fondos de inversión, etc.)  y sólo el 4% si consideramos a toda la población. Por lo que el 99% o 98% tiene otro sistema de inversión para generar rendimientos de sus ahorros, ya sea abajo del colchón, tandas, o ahorran directo en su cuenta de cheques o de nómina que no generan rendimientos, solamente cuestan, de nuevo, otra oportunidad enorme.

-Sólo el 6% de los mexicanos utilizan Internet para realizar compras o pagos, muchas veces porque los negocios no aceptan esa forma de pago o porque consideran que el trámite con los bancos es muy complicado y caro.

-El 81% de la población no tiene algún tipo de seguro.

-México es uno de los países con el mayor número de fraudes por robo de identidad, por lo que quien traiga una solución para esto será un buen negocio.

-Hoy en día menos del 6% del dinero que prestan los bancos va dirigido a las PyMES. No obstante, el 99% de las empresas del país son PyMES, por lo que existe un área de oportunidad muy importante por desarrollar, que con tecnología puede ser más sencillo y escalable.

-Actualmente, todas las instituciones bancarias tienen sus Call Centers para que te resuelvan tus necesidades, pero tienes que navegar como por 4 horas escuchando mensajes grabados hasta poder hablar con un ser humano. Pero el 59% de los usuarios de productos financieros bancarios ni siquiera intentan llamar porque saben que no les van a poder resolver su problema. Es evidente que no se está entendiendo al mercado, ni se están atendiendo las necesidades, aquellos que volteen a ver estos números y empiecen a dar soluciones seguramente van a ser negocios exitosos.

Todas las instituciones financieras deben empezar a desarrollar de manera seria y acelerada esta parte tecnológica para adaptarse al mercado, que ya cambió , y no se trata de simplemente contratar tecnología, ni de crear un centro de innovación en tu empresa, se trata de integrar la tecnología en la cultura de las empresas, para que la tecnología permee a toda la organización, a todos los procesos y a todas las acciones.

 

Es CEO de Pretmex y CEO de Lendera, actualmente es Presidente del Consejo Consultivo de la ASOFOM, ExPresidente Nacional de ASOFOM, Consejero en AFICO y en NAFINSA, y Mentor en Enlace E+ y en MassChallenge.

Deja un comentario